jueves, 29 de mayo de 2008

Todo por la audiencia


Nos encontramos en una época en la que la audiencia, para las cadenas de televisión, lo es todo, al menos en España. Es contínua la batalla por captar televidentes, cosa que nos desespera a nosotros como consumidores.


El mercado del deporte en televisión cada vez está más extendido, hasta el punto de llegar a dominar los horarios de emisión, ya que un acontecimiento deportivo si no se ve en directo no tiene gracia, y los productores y realizadores se aprovechan de esa situación.

De ahí deriva que los programas nocturnos, como las teleseries que solían hacer a las 10 de la noche, están empezando cada vez más tarde. Hace poco se retrasaban cuando había un partido de Champions League, pero ahora se retrasan todos los días, lo cual el público no llega a entender. No entendemos por qué tienen que retrasar tanto la emisión, llevando a terminar los programas mucho más tarde de las 12 de la noche, con lo que nos obligan a mantenernos despiertos y nos impide descansar para el día siguiente.


Luego está el cambio del día de emisión de algún programa, como pasó con Los Serrano, que lo cambiaron de día para que coincidiera con otra serie, creo recordar que era El Internado, con la consiguiente derrota, ya que ésta última obtuvo más audiencia. Hace años cada día emitían una serie, y procuraban no coincidir con otra de mucha audiencia para no perder seguidores; pero es que ahora hacen justo lo contrario, intentan coincidir para comprobar cuál tiene más fieles, y nosotros ya empezamos a estar hartos, porque ellos son los que salen perdiendo, los consumidores podemos grabarlos o bajarlos de internet, con lo que no nos quedamos sin verlo y ellos sí que pierden audiencia en su hora de emisión.


La última reclamación es acerca de la mala calidad de los programas que se emiten actualmente. Hasta aquellos que eran buenos se están degradando con el paso del tiempo, como es el caso de Operación Triunfo, que cada vez se basa menos en la música y más en todo lo de alrededor. Hay que acabar con esto como sea, lo malo es que no está en nuestras manos, ni sabemos cómo hacerlo.


Desde aquí hago un llamamiento por si alguien sabe cómo poner remedio o, al menos, nuestro granito de arena para tener una televisión de calidad y unos horarios razonables.
David Bernad Web Developer

Hombre sin tiempo. Informático, geek y #PapaGamer. Capitán de @GAMELX FM. Me encantan los videojuegos, la tecnología, el cine y los cómics. El Murciélago del Palmeral.

1 comentario:

  1. Buena crítica mi querido amigo Berni. La verdad es que la audiencia manda en la televisión a día de hoy. Si un programa no lo ve la gente se va al garete y las cadenas tienen que hacer cualquier artimaña para conseguir esta audiencia. Luego también está la publicidad, una fuente de inversión para las diferentes cadenas pero que ya resulta demasiado abusiva y muy cansina para el espectador... Además como dices hay demasiada telebasura... Al final todos acabaremos descargándonos las series y los demás programas de Internet porque la tele de la actualidad es insoportable.

    ResponderEliminar

¿Y tú qué opinas?