jueves, 21 de junio de 2012

Intocable - Opinión



FICHA TÉCNICA
Película: Intocable. 
Título original: Intouchables. 
Dirección y guion: Eric Toledano y Olivier Nakache. 
País: FranciaAño: 2011. Duración: 115 min. Género: Comedia dramáticaInterpretación: François Cluzet (Philippe),Omar Sy (Driss), Audrey Fleurot (Magalie), Anne Le Ny (Yvonne), Clotilde Mollet (Marcelle), Alba Gaïa Bellugi (Elisa), Cyril Mendy (Adama), Christian Ameri (Albert). Producción: Nicolas Duval-Adassovsky, Laurent Zeitoun y Yann Zenou. Música: Ludovico Einaudi. Fotografía: Mathieu Vadepied. Montaje: Dorian Rigal-Ansous. Vestuario: Isabelle Pannetier. Distribuidora: A Contracorriente FilmsEstreno en Francia: 2 Noviembre 2011. Estreno en España: 9 Marzo 2012Calificación por edades: No recomendada para menores de 7 años.

SINOPSIS
Driss es un joven rebelde y en paro que es contratado por Phillippe para ser su asistente, un trabajo que nunca había hecho y para el que no está preparado, todavía.

OPINIÓN

No soy seguidor del cine francés ni he visto muchas películas del país vecino, salvo las más comerciales que han llegado a nuestras salas, y ahora aquí me veo, analizando una película que vi hace un par de meses de la que se ha hablado mucho y muy bien en todos los medios.

Esta película cuenta la historia de un joven rebelde que anda entre chanchullos y negocios, sin oficio ni beneficio, sin hacer nada por la sociedad, por su familia o por sí mismo, hasta que se encuentra en  una entrevista de trabajo más, que en realidad le va a cambiar la vida. El joven acude a la entrevista con la única intención de que le firmen la asistencia y sea rechazado para seguir cobrando el paro y poder hacer lo que quiera. Pero sorprendentemente su actitud desenfadada, suelta y descarada llama la atención del entrevistador, un hombre parapléjico que necesita a una persona que le cuide y le ayude en todo momento. Así es como le ofrecen un mes de prueba, con un buen sueldo, una habitación en la propia casa del hombre y, al fin y al cabo, una segunda oportunidad en la vida que le posibilita integrarse en la sociedad de nuevo. Es esa actitud la que necesita el hombre, nada de compasión, pena y sobreatención, como hicieron predecesores y sucesores de éste.

La historia, basada en hechos reales, es conmovedora, divertida, emotiva, dura y entretenida, el guion está muy bien adaptado y bien dirigido, la película no se hace pesada en ningún momento y estás siempre esperando a ver cómo la “lía” el protagonista, pensando “¿cómo puede tener tanto morro?”.
Si habéis leído u oído comentarios de la gente, críticas o cualquier otro tipo de análisis del filme os habrán dicho que es genial, súper divertida, que no paras de reír, la película más taquillera del cine francés, etc., y en cierto modo es así, pero el escuchar y leer todo este tipo de comentarios hacen que vayas a la sala de cine con muy altas expectativas, y es posible que luego no sea lo que esperabas y que, en parte, te decepcione un poco. Ése fue mi caso, no es que no me gustara, para nada, me gustó mucho, pero tenía tantas expectativas de que iba a ser una peli graciosísima en la que no paras de reír, que luego no fue así; sí que hubo momentos de risa, bastantes, pero no eran tantos ni tan graciosos, no eran como para soltar carcajadas, pero aun así me divertí y disfruté.

Un film que hay que ver, por su historia, por su ritmo, por su tema y por su moraleja, sí, imprescindible si te gustan las historias bonitas y emotivas, si te gusta el buen cine.


Valoración: 

David Bernad Web Developer

Hombre sin tiempo. Informático, geek y #PapaGamer. Capitán de @GAMELX FM. Me encantan los videojuegos, la tecnología, el cine y los cómics. El Murciélago del Palmeral.