domingo, 12 de mayo de 2013

Iron Man 3 - Opinión


FICHA TÉCNICA
Película: Iron Man 3. Dirección: Shane BlackPaíses: USA y ChinaAño: 2013. 
Duración: 130 min. Género: Acciónciencia-ficciónInterpretación: Robert Downey Jr. (Tony Stark / Iron Man), Gwyneth Paltrow (Pepper Potts), Don Cheadle (James Rhodes / War Machine), Guy Pearce (Dr. Aldrich Killian), Ben Kingsley  (Mandarín), Rebecca Hall (Maya Hansen), James Badge Dale (Eric Savin), Jon Favreau (Happy Hogan), Stephanie Szostak (Ellen Brandt), William Sadler (Sal). Guion: Shane Black y Drew Pearce; basado en los cómics de Jack Kirby, Stan Lee, Don Heck y Larry Lieber. Producción:Kevin Feige. Música: Brian TylerFotografía: John Toll. Montaje: Jeffrey Ford y Peter S. Elliot. Diseño de producción: Bill Brzeski. Vestuario: Louise Frogley. Distribuidora: The Walt Disney Company SpainEstreno en USA: 3 Mayo 2013. Estreno en España: 26 Abril 2013. Calificación por edades: No recomendada para menores de 12 años.

SINOPSIS
Tony Stark le planta cara públicamente al terrorista internacional conocido como "El Mandarín". Éste toma represalias y nuestro héroe se ve envuelto en una conspiración que data de años atrás y en una espiral de violencia que puede acabar con su vida y con la de sus seres queridos.

OPINIÓN
Tras dos semanas y pico de reflexión después de haber visto el estreno de la tercera entrega del Hombre de Hierro, por fin me animo a escribir una crítica sobre esta película que, a estas alturas, ya habrá visto todo el mundo. Lo prefiero así puesto que para explicar algunos de los detalles no puedo eludir los spoilers, por lo tanto prefiero que los lectores hayan visto el film y así podrán juzgar con su propio criterio y opinar si están de acuerdo o no conmigo.

Antes de destripar cualquier aspecto relevante de la trama avisaré, por si alguien quiere continuar leyendo sin miedo a que le fastidien el visionado, pero antes de eso os aviso: Si vuestra economía se encuentra en una situación desfavorable, vale la pena que ahorréis los 8€ de la entrada del cine y los invirtáis en otra forma de ocio.

Tercera entrega, cierre de ciclo, fin de la trilogía que se produce después de los hechos acaecidos en el gran estreno de la factoría Marvel Studios, Los Vengadores. El Universo Marvel de los cómics ha sido llevado a la gran pantalla con gran acierto, con diferentes películas interrelacionadas por sus propios protagonistas, mostrando gran cohesión y dando la impresión de que estamos viendo una única historia global en lugar de pequeñas historietas paralelas. Pero no debemos olvidarnos de que aún así estamos viendo pequeños fragmentos de la vida de los personajes de los cómics proyectadas en nuestra sala, y esas pequeñas historias deberían ser, si no tan buenas, al menos lo suficientemente estables para que nos mantengan enganchados y nos "obliguen" a ir a ver el colofón de la historia final.

Momento: Soy el puto amo

Pero en la película que tenemos entre manos esto no ocurre ni de lejos. La trilogía empezó muy bien, con una presentación de Tony Stark y de su evolución muy bien planteadas, argumento sólido y desenlace satisfactorio para tratarse de la primera entrega. La segunda parte flojeó un poco; tuvimos a un Tony más excéntrico, más seguro de sí mismo, más arrogante, pero seguía teniendo su carisma que lo caracterizaba y te caía bien, pensabas que era así porque podía. El desenlace, más bien el enfrentamiento final, dejó un poco que desear, todos habíamos esperado una batalla más épica, pero tuvimos una lucha corta y fácil. Y en este cierre de saga la línea sigue con pendiente descendiente.

Buen comienzo, con el recuerdo de una situación del pasado que fue el desencadenante de lo que ocurre en el presente por parte de los protagonistas de aquella situación. Buena presentación del villano, con la única salvedad de que los vídeos tan bien planteados recuerdan más al terrorismo islámico que lo que debería ser en realidad, un excéntrico monje chino, pero esa pequeña diferencia la podemos obviar. Se nos presenta también una nueva arma, o proyecto biológico que será el eje del enfrentamiento, de nombre Extremis, que pretende reflejar la saga de los cómics del mismo nombre, pero que resulta ser bastante diferente, dando la impresión de que lo único que han tomado es el nombre. Stark sigue en su línea y todo parece irle bien. Hasta aquí podríamos decir que todo correcto.


Empezamos con las pegas. La armadura nueva, la mark 42, es fea, demasiado amarillo, es difícil que le guste a mucha gente. Además, como he oído o leído en algunas críticas, es "la pupas" de las armaduras, porque a lo largo de todo el metraje le pasa de todo, vamos, que no es su gran obra maestra. Nos introducen una tecnología que le permite manejar a dicha armadura a distancia, simulando el poder que le otorga Extremis en los cómics, cosa que no se comprende, ¿por qué utilizas un nombre, una idea, que proviene del original y la cambias casi por completo cuando podrías hacerlo bien sin que te costara mucho? Esta pregunta me la he hecho muchas veces en varias películas y nunca he hallado la respuesta, y es el motivo de que critique muchas adaptaciones. El argumento tiene altibajos, pero hay momentos en los que no sabes por dónde cogerlo y ves inconsistencias de guión que no se pueden explicar, y te quedas con cara de tonto preguntándote ¿por qué no ha hecho esto antes si sabía que podía? Final previsible y decepcionante a partes iguales, momentos que deberían ser épicos y se quedan en meras escenas entretenidas, demasiado humor y frecuente en momentos en los que no debería haber, y sensación de sátira cuando pretendían crear drama. Si a todo esto le sumamos giros de guión absurdos y sin sentido, tenemos la peor de las tres entregas sin lugar a dudas.

Eso sí, por fin tenemos una batalla final en condiciones, con un villano duro de roer (Aldrich Kilian), como debería ser, cosa que no pudimos ver en las dos anteriores entregas y que echamos de menos. También he obviado el aspecto técnico y los efectos visuales, pero siguen la estela de las dos anteriores, conservando su calidad. El entretenimiento está asegurado.

Resumiendo, si te gustan las explosiones, la acción, si quieres echarte unas risas y no calentarte la cabeza durante aproximadamente 2 horas, puede ser buena película para ti. En cambio, si te gusta la historia de Iron Man, buscas una evolución de personajes similar a la de la primera película, y que la adaptación sea más o menos fiel al cómic, huye como de la peste de este largometraje.


COMENTARIOS CON SPOILERS
Si aún no has visto la película aquí puedes dejar de leer y volver una vez lo hayas hecho, ya que a partir de ahora voy a entrar un poco más en detalle del argumento y claves del film.

Cómo tratan el tema de Extremis lo podríamos pasar por alto, digamos que se pueden permitir la licencia de realizar esos cambios, aunque no tengan mucho sentido mientras que lo podrían haber hecho muy similar al cómic. Pero hay cosas que no tienen perdón de Dios, y me voy a dejar la más gorda para el final.

¿Me estás diciendo que Iron Man, el cual ha salvado la Tierra y las vidas de muchas personas, no puede enfrentarse a dos míseros helicópteros que van a destrozar su casa? Por favor, si con dos simples rayos de su guantelete los destroza en un momento; eso que pasa no hay quién se lo crea.

La relación con el niño que se encuentra en el taller me resulta pesada y para mi gusto sobra totalmente, lo veo como un añadido para la gente que no es seguidora del cómic, para intentar acercarlo más a todos y humanizarlo de alguna forma. Igual que los ataques de ansiedad, los cuales se supone que los añaden para ver la situación débil de Tony y su dependencia de las armaduras, pero parece que esté actuando y se esté riendo en su actuación.

La escena James Bond o El Mito de Bourne, he de decir que en la sala de cine me gustó, me llegó a emocionar, pero ése no es Tony Stark, es como una parodia, y cuando te das cuenta luego de que podía haber llamado a cualquier armadura piensas lo que he dicho antes, "¿me estabas tomando el pelo? ¿Podías haber llamado a cualquiera de tus armaduras y has estado haciendo el monguer todo el rato, arrastrando una armadura defectuosa por la nieve e infiltrándote en la boca del lobo, en la guarida del súpervillano, con las manos desnudas?". Es que esto no hay quién se lo crea, te hacen parecer tonto, y eso al público no le gusta, le gusta que le sorprendan pero no que lo infravaloren.

Mark 42 a.k.a "El pupas"

La escena del rescate de la tripulación del avión está muy chula, genial, cómo se arriesga y consigue salvar a todos pese a que los cálculos matemáticos demostraban que no podía hacerlo. Pero cuando termina, que la armadura explota, y ves que Tony lo estaba controlando por control remoto te deja un poco chof.

La batalla final que queda decidida por Pepper me sobra muchíiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiisimo, y se veía venir, pero es que lo hacen de tal manera que ya ni sorprende, que se supone que era su objetivo, y su factura es de baja calidad, no de una tercera entrega de estas características.

Hay una frase que resume bastante bien esta película: "Demasiado Tony Stark y poco Iron Man". Parecían las rebajas de las armaduras, todo el mundo puede ponerse una, pero cuando realmente la necesitas, Tachán! No están disponibles.

El aspecto de tener al Presidente de los Estados Unidos atado con cuatro cuerdas, colgando y dentro de una armadura TOTALMENTE OPERATIVA, no tiene sentido. Coño, que la utilice y se escape. Y esa armadura era la Iron Patriot, pero no, no era Norman Osborn como en los cómics, era Máquina de Guerra que la pintan y le cambian el nombre. Sin sentido.

Iron Patriot

Lamentable también el final, las armaduras estallando como si fueran fuegos artificiales, Tony operándose de la metralla que amenazaba su vida cuando anteriormente no se podía y ahora por arte de magia sí se puede. Y todo esto con una voz en off. Muy mal final.

Pero es que lo que remata la faena es el personaje del Mandarín. Un villano sin escrúpulos, temido, buscado por todo el mundo y... ¡¡¡¡resulta que es un puñetero actor!!!! ¿Cómo te quedaste cuando lo viste salir del aseo aireándose el culo después de cagar? Es que es absurdo, totalmente inapropiado y una forma horrible de destrozar un personaje que tanto trabajo te había costado presentar durante todo el inicio de la película. Y se lo cargan como quien no quiere la cosa. Lamentable. Deleznable. Un claro ejemplo de mala praxis en lo que a escritura de guión se refiere.

El Mandarín
Sin embargo también tiene cosas buenas, como los guiños a los cómics con, por ejemplo, la armadura Hulkbuster o Caza-Hulk que vemos en la batalla final, como poco protagonismo y sirviendo únicamente como viga o muro de carga, o la interpretación de Robert Downey Jr, quien lo hace muy bien excepto en las escenas de los ataques de ansiedad.

Aunque es entretenida y te salva en el momento, Una película para olvidar, esperando que lo que hagan después supere con creces lo visto hasta ahora, aunque eso sí, yo la tendré en mi estantería en edicion DVD o BluRay con caja metálica, eso no puede faltar.

Valoración:  
David Bernad Web Developer

Hombre sin tiempo. Informático, geek y #PapaGamer. Capitán de @GAMELX FM. Me encantan los videojuegos, la tecnología, el cine y los cómics. El Murciélago del Palmeral.

3 comentarios:

  1. No te olvides de la escena postcreditos. La cual fue un tanto, no sé como decirlo, "intrascendente" y "mala". Esperaba más. Por lo demás todo ok con lo que has dicho en tu crítica. Pronto publicaré la mía también.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  2. Gracias Anwar. Escena final totalmente intrascendente que no hace más que prolongar la debacle del personaje en lugar de crear un clifhanger que nos deje con ganas de ver algo nuevo.

    Cuando tengas la tuya házmelo saber :)

    ResponderEliminar
  3. Hay varias películas de súper héroes que me gustan mucho, entre las cuales está Iron Man porque sale Robert Downey Jr.. Siento que es una película muy entretenida y su trama es buena.

    ResponderEliminar

¿Y tú qué opinas?