domingo, 19 de enero de 2014

Lo "Friki" está de moda



Hay un término que desde hace unos años vive entre nosotros y se ha vuelto muy habitual en nuestras conversaciones del día a día, e incluso en nuestro estilo de vida. Aquellos fans incondicionales de alguna película, serie de televisión o incluso de algún grupo de música ahora son llamados de la misma forma que a personas extrañas, con alguna deformación o con una personalidad demasiado excéntrica. Ese estilo de vida, ese "merchandising" que nos inunda por todos lados se ha vuelto algo cotidiano y cada vez está mejor visto o más aceptado por el público en general, por el ciudadano de a pie, por aquellos que se consideran "normales".

Sí señores, lo Friki está de moda, y lo podemos apreciar en cada aspecto de nuestra vida. Cosas normales como ir al cine, ver la televisión o leer un libro lo hace prácticamente todo el mundo, pero el contenido que se puede consumir en ese ocio ha dado un pequeño salto y esos géneros tan exclusivos que sólo gustaban a unos pocos ahora son de consumo popular. Tenemos ejemplos en películas como World War Z, una superproducción, blockbuster holliwoodiense protagonizado por uno de los actores más cotizados y conocidos del mundo, que trata el género zombi, un género cinematográfico que hace unos 20 años era considerado de clase más baja que la B, se le consideraban de clase Z (en parte por razones obvias), pero hoy en día es algo que la mayoría de la gente ve. Lo mismo ocurre con la serie The Walking Dead, hecha para la televisión, medio donde antes sólo veíamos policías, jueces, médicos, familias o grupos de amigos (vale, también hay ciencia ficción), y que en los últimos años ha popularizado otros géneros como el superheróico con series como Héroes, Arrow, Agentes de SHIELD y la futura GOTHAM. Este género ha crecido mucho en los últimos 10 años en la gran pantalla. Antiguamente sólo teníamos a Superman y Batman, pero desde que Marvel empezó a transportar a sus héroes, estamos gozando de gran calidad de largometrajes, algunos más fieles que otros al cómic, pero que llegan al gran público.


Ropa, complementos, decoración, muebles, videojuegos, aplicaciones para móviles, hay un sinfín de productos que se podrían considerar frikis pero que ya no son exclusivos de una minoría, sino que el ciudadano corriente también lo usa. ¿Y por qué no?

Esperemos que gracias a este gran cambio se dejen de considerar los cómics y los videojuegos como artículos infantiles y para niños. Ojalá gracias a todo esto ya no te miren raro por hablar de zombis en una reunión de amigos. En un futuro, en una conversación cualquiera de bar, el único tema no será fútbol o mujeres, algún día podremos hablar de la última película de Los Vengadores o del último lanzamiento Rockstar para PS4 con total normalidad sin que nos tachen de "raros", "aislados sociales", en resumen, "frikis".


Un futuro esperanzador para nosotros, y sobretodo para nuestros hijos.

David Bernad Web Developer

Hombre sin tiempo. Informático, geek y #PapaGamer. Capitán de @GAMELX FM. Me encantan los videojuegos, la tecnología, el cine y los cómics. El Murciélago del Palmeral.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Y tú qué opinas?